Albert Sabater Pla

Inicio    Biograf’a    Novelas    Art’culos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

S’gueme en la
s redes sociales
  


   









Un paso al lado.





Espa–a, en su clarividente interpretaci—n de la democracia, lŽase como iron’a, tomar‡ toda medida para evitar la investidura de Carles Puigdemont, bien sea telem‡tica o presencial. M.Rajoy, que segśn las malas lenguas es el de los papeles de B‡rcenas, lo ha dicho por activa y por pasiva.

El ejecutivo espa–ol est‡ convencido que debe hacer uso de cualquier mŽtodo, legal o ilegal para conseguirlo, de hecho, la ceguera de la justicia europea ha estado amparando hasta ahora las barbaries y sin sentidos sucedidos en Catalunya. Espa–a ya no es solamente una enferma de poder, es un estado herido de muerte que ve muy cerca la posibilidad de su desestabilizaci—n y desestructuraci—n final que podr’a terminar con el modelo actual de pa’s que hoy conocemos. Es consciente de que si un solo pa’s apoya abiertamente a Catalunya, luego vendr‡ otro, y otroÉ De ah’ la compra de silencio de Lituania, que a punto estuvo de ser el primer pa’s en posicionarse a favor de Catalunya.

Lo apropiado, y lo leg’timo para Catalunya, ser’a consumar la investidura de Carles Puigdemont, pero como todos sabemos es algo pr‡cticamente imposible de llevar a cabo ante la actitud agresiva y poco conciliadora que Espa–a continśa mostrando.

El proceder verdaderamente correcto, nadie lo conoce, y aunque la reacci—n inmediata del ejecutivo espa–ol ser‡ sin duda superior a la imaginable, puede que por el momento lo menos perjudicial para Catalunya ser’a que el President Puigdemont diera un paso a un lado y cediera la investidura a un candidato libre de cargas jur’dicas que permitiera gobernar Catalunya hasta la consecuci—n de sus objetivos de futuro.

No se tratar’a de ceder a las exigencias del gobierno espa–ol, ni de perder o ganar, si no de hacer lo correcto en un momento concreto.

La otra opci—n, unas nuevas elecciones. Quiz‡s tambiŽn sea una forma correcta de enfrentar la situaci—n y dejarle claro tanto al ejecutivo de Rajoy como al mundo entero que se ha depuesto un gobierno leg’timo y el pueblo desea que sea repuesto de la misma forma que estaba antes.


ŔLo correcto? ŔLo mejor? Chi lo sa?