Albert Sabater Pla

Inicio    Biografía    Novelas    Artículos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

Sígueme en la
s redes sociales
  


   









La magnitud del déficit fiscal. ņEspaĖa nos roba?





Para muchos, hablar de déficit fiscal es como oír hablar en chino. Los datos económicos y la información que los medios ofrecen, en muchas ocasiones quedan lejos de la comprensión de muchos ciudadanos que no entienden algunos términos relacionados con la economía.

Quizás el término económico, si podemos llamarlo así, que se ha hecho mas famoso es el de “EspaĖa nos roba”, dicho tantas veces y usado de tantas formas distintas que ha perdido ya el sentido y el valor de lo que realmente significa, pero ņqué es el déficit fiscal?
El déficit fiscal es la diferencia económica entre lo que una comunidad autónoma aporta al estado para colaborar en sus cargas y lo que recibe a cambio. Transportándolo a Catalunya, podríamos definir “déficit fiscal” como la diferencia entre los impuestos pagados al Ministerio de Hacienda de Madris, por todos los catalanes y el dinero que se recibe a cambio para beneficio de su territorio.

Un ejemplo práctico sería el de un ayuntamiento que recauda impuestos a todos sus ciudadanos y los invierte por igual en todos los barrios de la ciudad. Todos sus barrios están correctamente asfaltados, disponen de un sistema de alcantarillado eficiente, farolas en las calles…
En el caso de Catalunya, y volviendo al mismo ejemplo, el ayuntamiento recauda impuestos a todos los ciudadanos, pero las inversiones solamente se destinan a una parte de la ciudad, mientras que en otras partes el sistema de alcantarillado es deficitario, las farolas no se reparan  y el asfaltado de sus calles es deficiente. 
Todos pagan impuestos, pero solamente reciben el beneficio de esos pagos unos pocos.

Este aĖo, el informe del déficit fiscal se ha dado con la Generalitat intervenida por Madrid tras la aplicación del artículo 155, es decir, los datos, han sido publicados y manejados, por aquellos que siempre han negado el famoso “Espanya ens roba”.  Prácticamente podríamos decir que son datos ofrecidos por Madrid, o por lo menos autorizados o supervisados por aquellos que ahora tienen el control sobre la institución catalana.

En esta ocasión, los datos difundidos, por una Generalitat intervenida por Madrid, recordémoslo una vez mas, son los referentes al aĖo 2014, y dejan en evidencia la pérdida de 16.500 millones de euros por parte de Catalunya, el 8% del PIB de Catalunya, lo que la convierte en la región económica mas expoliada del mundo.
Es decir, la diferencia entre lo que en 2014 aportó Catalunya y lo que recibió son 16.500 millones de euros.
16.500 millones de euros que los ciudadanos del ayuntamiento del que hablábamos antes han pagado, pero que no han visto invertidos en sus calles.

Dicho de otro modo, cada día se van de Catalunya 45 millones de euros, 1,8 millones cada hora…  Euros que se van y no vuelven mas.
Teniendo en cuenta que Catalunya cuenta con 7,5 millones de habitantes con domicilio fiscal en su territorio, a nivel personal y familiar estas cifras se traducen en un sobrepago de 2.200 euros por habitante.
2.200 euros extras que han pagado los ciudadanos sin importar a quien hayan votado, ni que bandera cuelgue de su balcón, su lugar de nacimiento o sus ideas políticas. No importan sus peculiaridades personales, si usted vivía en Catalunya en 2014 pagó esa cantidad extraordinaria “por la cara”.

Tomando como referencia una familia de cuatro personas, pagaron unos 8.800 euros de mas, es decir una vez pagados todos los impuestos, hecha la declaración de la renta, etc.
Hay que recalcar que estos 2.200 euros por habitante son pagados “de mas” en comparación a lo que pagaría cualquier otro ciudadano del estado espaĖol, ya que los impuestos, como muchos defienden, los pagan las personas y no los territorios. Pero parece que en este caso, el hecho de estar en territorio catalán te concede el dudoso privilegio de aportar una gran cantidad y recibir a cambio unos beneficios muy inferiores.

Si comparamos estos 16.000 millones de euros con los presupuestos de la Generalitat de este 2017 la desproporción resulta aún mas escandalosa: Las partidas que se llevan mas presupuesto son “Salut” y “Ensenyament”, competencias traspasadas y pagadas por completo por la Generalitat. El presupuesto de “Salut” de este aĖo es de 8.750 millones de euros y el de “Ensenyament” 4.777 millones de euros, sumados 13.500 millones de euros.

A diferencia de otras comunidades, hay que contar con que la Generalitat paga de su bolsillo todos los servicios que suponen “Sanitat” y “Educació” (competencias traspasadas) y aún así, el estado se “lleva” una cantidad similar (16.500MŘ en 2014) por la cara. Dinero que sin duda podría duplicar el presupuesto destinado a “Salut” y  “educación” o a otras cosas en beneficio de los catalanes, que son los que pagan esos 16.000 millones de euros de mas.

Catalunya es la región europea mas penalizada junto con Baviera, Alemania que aportaba el 4% de su PIB hasta que después de un ajuste con el Gobierno Federal aporta actualmente menos del 3%.

Muchos defienden que en EspaĖa debe haber solidaridad entre unas comunidades y otras, pero una constante subvención de las comunidades menos productivas provoca un desinterés permanente por crear riqueza, por remediar unas tasas de paro en Andalucia, por ejemplo, del 46% en menores de 25 aĖos y del 60% en menores de 20 aĖos. Vivir de los impuestos que pagan otras comunidades es muy cómodo.

ņAcaso se levanta alguien a las seis de la maĖana para ir a trabajar sin hacer nada y recibir un sueldo?

ņEspaĖa nos roba? Quizás no, pero que nos toma por "mas solidarios" a los ciudadanos de algunas comunidades autónomas, no hay duda alguna.


Fuentes de datos: Expansión.