Albert Sabater Pla

Inicio    Biograf’a    Novelas    Art’culos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

S’gueme en la
s redes sociales
  


   









El acojone del unionismo.







Cierro los ojos y me viene a la cabeza el estribillo de ÒBienvenidosÓ, de Miguel Rios, pero con la letra ÒacojonadosÓ, al ver las estrategias y reacciones del Estado espa–ol ante los posibles resultados de los comicios del pr—ximo 21 de diciembre.

El independentismo, por mucho que se manipulen las encuestas, volver‡ a ser mayoritario, incluso en esta ocasi—n puede que ÒaplastanteÓ.
La garant’a del PP de que la soluci—n es Espa–a, ya no se la traga ni un hambriento, igual ocurre con las del partido naranja, capitaneado por la se–ora Arrimadas, que todos identifican con un PP de marca blanca que lo que pretende no es ÒdesencallarÓ un ÒprocŽsÓ del que aseguran estar hartos, si no continuar manteniendo Catalunya dentro de Espa–a para que el expolio al servicio de sus amiguetes del IBEX no termine nunca. 40 a–os de ÒpseudoÓ democracia deber’an habernos abierto los ojos a muchos para no continuar votando al binomio de siempre, PP-PSOE, al que se les ha a–adido Ciudadanos, que viene siendo lo mismo, pero con mas juventud y descaro.

Como resultado de las previsiones que se avecinan, viene este ÒacojoneÓ de la parte unionista, mostrado en forma de 3500 polic’as extra, paseos del ejŽrcito en campa–a electoral, justicia exprŽs y a la carta, contrainformaciones al minuto, control de medios, sanciones a particularesÉ

El Òara si votaremÓ no convence a nadie, por lo menos a aquellos que el pasado 1 de octubre defendieron con su cuerpo unos colegios electorales en los que s’ se vot— de verdad, en un referŽndum convocado leg’timamente por un Parlament elegido de forma democr‡tica.
Que Los naranjas y azules huyeran para no votar en contra, igual que hicieron el d’a que se deb’a condenar el franquismo, es su problema. ÁSe siente! chicos, haber hecho uso de la democracia, de la autŽntica, no del esperpento montado con el 155 del que ya muchos juristas empiezan a atreverse a cuestionar.

ÒAcooojoooneeeeÓ tarirorirorar‡, tarirorirorar‡É. ÒAcoooojooooneeeeeeÓ
Acojone por perder los privilegios de gente que solo se han dedicado a la pol’tica a lo largo de su vida, de perder el cochazo que cada ma–ana les viene a buscar a la puerta de casa, de no poder seguir trabajando en un despachito con calefacci—n y aire acondicionado, no sea que, algœn d’a, tengan que ponerse a trabajar como hacemos la mayor’a, levantarse a las 6 de la ma–ana por una mierda de sueldo, y rezar para que te alcance para la hipoteca, el colegio de los ni–os, la comida y los preservativos, importantes, por que si nos viene otro, se queda sin comer algunoÉ
ÒAcoooojooooneeeeÓ
Acojone, no sea que los amiguetes del IBEX pierdan privilegios y tengan que pagar sueldos dignos a sus trabajadores, no se le vaya a ocurrir a los de la repœblica catalana a aprobar leyes que defiendan al ciudadano, a quitar peajes, a poner sueldos m’nimos dignos, a no permitir desahucios, a prohibir rescatar sus bancos, a quitar el impuesto al sol, a prohibir cortar la luz, el gasÉ

ÒAcooojoooneeeeÓ, ÒacooojooooneeeeÓ