Albert Sabater Pla

Inicio    Biograf’a    Novelas    Art’culos    Comprar   Contacto

Albert Sabater Pla

S’gueme en la
s redes sociales
  


   









20 razones para votar partidos independentistas.





Razones para votar a los partidos independentistas hay muchas. A travŽs de redes sociales, medios de comunicaci—n, vecinos, amigos y familiares estamos recibiendo un bombardeo incesante de argumentos constantemente.

En el presente articulo intentarŽ reunir las que creo mas importantes para que el d’a 21 de diciembre tengamos claro cual va a ser nuestro voto sin dejarnos llevar por la desinformaci—n y enga–os de los partidos inclinados por la aplicaci—n del art’culo 155 que ha conducido a Catalunya al desastre sociocultural en el que se ve sumida desde entonces.

Las razones econ—micas son las que en la mayor’a de los casos tienen mas peso para declinar la balanza en uno u otro sentido.

1.- Empecemos por el jefe del estado: la monarqu’a espa–ola nos cost— en el a–o 2016 la friolera cifra de 7.775.040Û y en 2017, 7.780.900Û Unas cifras nada despreciables si tenemos en cuenta que estamos hablando de un pa’s que est‡ a la cola en derechos sociales. Seguro que casi 8 millones de euros ir’an muy bien como ayuda a montones de familias que lo necesitan en lugar de mantener a una sola que no entiendo muy bien que beneficios aporta para Catalunya.

2.- Precariedad laboral.
Espa–a est‡ a la cola del grupo de la UE en lo que se refiere a la calidad del empleo. Trabajar ya no te saca de la pobreza debido a la precariedad econ—mica vinculada al empleo, y cada vez mas, el nœmero de trabajadores en el lindar de la pobreza aumenta exponencialmente. La econom’a sumergida aumenta de forma proporcional, lo cual pone en jaque los fondos de la seguridad social.

3.- Abandono escolar.
Espa–a es el segundo pa’s en abandono escolar. El 19% de los j—venes de entre 18 y 24 a–os abandonan prematuramente los estudios. El sistema educativo es ineficaz y no est‡ enfocado contra esta lacra.

5.- Igualdad de genero, y reconocimiento de derechos LGTBI
Segœn EUROSTAT (8 de marzo de 2017) las mujeres cobran de media en Espa–a un 35% menos que los hombres.
En cuanto a los derechos LGTBI, es conocido por todos que tanto PP como Ciudadanos suelen bloquear todo proyecto de ley en este sentido.


6.- Independencia judicial.
Segœn un informe del foro del foro econ—mico mundial, Espa–a se sitœa en el puesto 58 en cuanto se refiere a la independencia judicial de su sistema de justicia, al nivel de Botsuana y por debajo de China, Kenia o Arabia Saud’. No existe voluntad pol’tica para evitarlo.

7.- Corrupci—n.
De una puntuaci—n m‡xima de 100 puntos, Espa–a obtiene 58 en 2016.  Espa–a toca fondo segœn la ONG Transparencia Internacional (IT).


8.- Competitividad.
Puesto 38 por debajo de Tailandia, Chile o republica checa. A dem‡s suspende en innovaci—n, instituciones y desarrollo de los mercados financieros.

9.- Inseguridad pensiones.
Espa–a acaba de pedir un prŽstamo urgente de 10.000 millones de euros para poder pagar las pensiones y pagas extras de diciembre. La Seguridad Social recauda entre un 40%-45% de lo que cuesta pagar las pensiones. El desequilibrio entre entradas y salidas de dinero es tan notable y peligroso que las pensiones del futuro pr—ximo no est‡n aseguradas.

10.- Leyes que benefician a grandes empresas.
Quiz‡s las mas conocidas son las que se han aprobado a favor de las elŽctricas, no olvidemos el llamado Òimpuesto al solÓ, un impuesto que ÒcastigaÓ a aquellos usuarios que desean ser autoconsumidores.

11.- Negaci—n del pasado de Catalunya y manipulaci—n de la informaci—n.
Espa–a es experta en la negaci—n de la historia pasada de Catalunya, dando por falsos hechos hist—ricos que ha vivido. Lo mismo ocurre con su obsesi—n por demostrar un adoctrinamiento que no existe.
Hasta tal punto llega su mentira que son capaces de repetir una y otra vez que Catalunya nunca ha sido independiente, cuando lo ha sido en 1641, 1873, 1931, 1934 y 2017. (este œltimo periodo sabemos todos que acab— con represi—n policial y supuestas amenazas de violencia contra la poblaci—n)

12.- Fiabilidad de los medios de comunicaci—n espa–oles.
Un estudio de la universidad de Oxford resuelve que Espa–a tiene los medios de comunicaci—n menos fiables de toda Europa, lo que significa que se utilizan para manipular a la poblaci—n segœn unos u otros intereses, normalmente a favor de los intereses del estado.

13.- Respeto por las decisiones tomadas por el Parlament.
Espa–a ha demostrado a lo largo de los a–os no respetar casi ninguna de las decisiones tomadas democr‡ticamente, tumbando las mas relevantes con ayuda de la dudosa parcialidad del Tribunal Constitucional. Los ejemplos son tan numerosos que ser’a tedioso enumerarlos aqu’.

14.- Infraestructuras de primer nivel.
Espa–a siempre veta todas aquellas infraestructuras que puedan ofrecer un beneficio para Catalunya. Todos conocemos el caos que se ha llegado a formar en el aeropuerto del Prat con el tema de los controles de seguridad.
El corredor mediterr‡neo que pasa por Madrid y obvia el recorrido por la costa es otro de sus ÒgenialesÓ vetos a Catalunya. Catalunya necesita infraestructuras de primer nivel, no estaciones del AVE para 4 pasajeros al d’a o aeropuertos sin ninguno.

15.- Protecci—n eficaz ante los ataques terroristas.
La noticia de que el estado espa–ol no permiti— que los Mossos d«Esquadra contaran con toda la informaci—n antiterrorista corri— como la p—lvora en todos los medios tras el atentado en Barcelona. Catalunya y los catalanes merecen una protecci—n que afiance su seguridad y no les ponga en peligro.

16.- Hacienda propia.
La gesti—n de la hacienda espa–ola es un desastre. Catalunya necesita poder gestionar el dinero que recauda para que termine revertiendo en los ciudadanos catalanes. Actualmente env’a a Madrid 9.000 millones de euros que no vuelven, a pesar de haber necesidad de infraestructuras, sanidad, educaci—n, servicios socialesÉ

17.- Sistema sanitario de calidad.
Catalunya tiene un sistema de sanidad precario que ya afecta a la calidad del servicio. El sistema sanitario catal‡n necesita con urgencia un aumento significativo de la plantilla y de lo sueldos de la misma.

18.- Rescate bancario, tributaci—n bancaria en para’sos fiscales.
El Banco de Espa–a da por perdidos 60.600 millones de euros, el 79% del rescate. Un dinero de todos los contribuyentes que ha sido regalado por decisi—n del gobierno de Espa–a a los bancos.
Por otro lado, muchos bancos tienen filiales en para’sos fiscales con lo cual no contribuyen a la hacienda espa–ola.

19.- Disminuci—n de presupuestos en cultura y aumento en defensa.
Para este a–o 2017, el sector cultural se ha visto congelado en los 801 millones de euros, lo que supone un 0,7% menos que el a–o anterior.
A la contra aumenta el gasto en defensa unos 14.000 millones de euros hasta que alcance el 2% del PIB.

20.- Cambios reales.
Desde la transici—n el binomio PP-PSOE ha prometido mejoras, cambios y progresos que no han llegado nunca.
El gobierno de Catalunya, sea ERC o PDCAT han demostrado formar parte del progreso, impulsando leyes avanzadas, renovadoras y reformistas. Leyes que el gobierno de Espa–a no ha tardado en derogar o bloquear.

20 razones de peso para decidirse por votar partidos independentistas.
La pregunta que muchos deben hacerse es si quieren continuar formando parte de un estado como el espa–ol, sin un proyecto de naci—n, viviendo al d’a, sin previsi—n de futuro, anclado en el pasado, que permite y premia la corrupci—n, coarta las libertades ,o por el contrario, desean un futuro sostenible econ—micamente, con leyes actuales, de progreso, que aseguren las pensiones, la sanidad, la educaci—n, y que no castigue los aut—nomos, el autoconsumoÉ

ÀQuŽ clase de futuro desea? ÀEl gris o el del progreso?


Fuentes:
Espa–a a la cola en derechos sociales
Precariedad laboral
Fracaso escolar
Independencia judicial
Corrupci—n
Ilegalidad del impuesto al sol
As’ se adoctrina a los ni–os en los libros de texto
Catalunya, cuatro intentos de independencia fallidos
Fiabilidad medios espa–oles
El aeropuerto del Prat
Caos en el Prat
Salud y precariedad
Bancos espa–oles y para’sos fiscales
Cultura congelada